CAROLINA HERRERA

BAD BOY

EAU DE TOILETTE

Si deseas agrandar la imagen pasa el mouse encima de la imagen.

Tamaño:

  • 100 Ml 100 Ml
  • 50 Ml 50 Ml
ver más ver menos

CAROLINA HERRERA

BAD BOY

EAU DE TOILETTE

BAD BOY

EAU DE TOILETTE

a partir de $1,600.00
Disponível

Tamaño:

  • 100 Ml 100 Ml
  • 50 Ml 50 Ml
ver más ver menos

Lo que es:

BAD BOY es la nueva fragancia masculina de Carolina Herrera, un aroma oriental lleno de contrastes, fuerza y energía electrizante contenida en un envase de diseño único.

Historia:

Carolina Herrera celebra un nuevo hombre, el cual rompe todas las reglas. BAD BOY es poderoso, seguro de si mismo, ama la vida y ama conocer nuevas personas inesperadamente.

Notas:

Notas de entrada: Notas de granos de tonka y bergamota verde italiana.
Notas de corazón: Una infusión de electrizante madera de cedro
Notas de salida: Cacao y menta blanca

Fragancia para:

El hombre que toma riesgos, no ve obstáculos si no oportunidades en el camino. Es impredecible, ama jugar con sus diferentes facetas y ser diferente al resto de hombres, disfruta los contrastes. Es sofisticado, celebra nuevas formas de vivir.

Acerca de la mansión:

En 1981, con el apoyo de la legendaria editora de Vogue, Diane Vreeland, Carolina Herrera presentó su primera colección cápsula en el emblemático Metropolitan Club de Nueva York. Así fue como nació hace treinta años la marca de moda Carolina Herrera. En 1988, Carolina Herrera Eau de Parfum irrumpe en el mercado de la perfumería. A partir de ese momento, el éxito de sus fragancias ha seguido creciendo. En colaboración con su hija, Carolina Herrera de Báez, quien es la directora creativa de fragancias, ha creado el concepto de la elegancia casual: comodidad con un aura de lujo.

¿Qué más necesitas saber?

BAD BOY es una fragante expresión de la dualidad del hombre moderno, una representación de su naturaleza audaz. Fuerte y sensible, seguro y relajado.

Recomendaciones de aplicación

Rociar sobre la piel limpia a 15 cm aproximadamente. 2. Aplicar especialmente en los puntos de pulso como muñecas, pecho y detrás de las orejas.